Puerto Serrano llora la muerte de un vecino ejemplar

Ayer Juan Carrasco Vazquez, conocido como Juan de la Venta 4 mojones nos dejó para siempre.

Por Jesús Núñez

Ayer Juan Carrasco Vazquez, conocido como Juan de la Venta 4 mojones se fue de este mundo
Miles de personas y numerosos colectivos, en los que encontraban clubes ciclistas, agentes de la benemérita, medicos y como no, la Asociación de la Historia de Puerto Serrano, del que Juan era apresidente desde el pasado día 1 de enero, estuvieron presentes en la despedida del cuerpo de Juan.

sepelio2

Su feretro, vestido con la bandera bolichera, consideración de otro grande de corazón, José María Pérez, las coronas que le enviaron sus compañeros de Asociación, la solemnidad del momento, la prontitud de su marcha, el parar el reloj, el cierre de agenda de todos los que tuvimos el gusto de tenerle cerca poco tiempo atrás, el silencio, el no entender porqué ahora, como su esposa, como sus hijos… “Porqué tan pronto para dejarnos”. Todo lo dicho para hacernos a la idea que su partida iba en serio, que ya no podríamos disfrutar de su buen humor, de su compañía, pero la vida es así, como lo es la muerte, sorpresiva, allanante, como prestada, donde la muerte es la que siempre gana, es la que tenemos más cerca, a un suspiro.
Sus paisanos y amigos no daban crédito a la noticia que corría por Whassap y Redes Sociales como la polvora ” Juan el de la Venta de cuatro mojones ha muerto”. Nadie lo creía, pensaban que era un bulo de los que suelen correr por internet, pero desgraciadamente gente cercana a Juan corroboró la lamentable y triste noticia.
Juan dejaba atrás esposa y dos hijas, cientos de amigos y un proyecto con el que estaba muy ilusionado; la Asociación de la Historia de Puerto Serrano, su pueblo.
Pudimos asistir hoy a una emotiva despedida, en silencio, donde todo el mundo salia del templo con lágrimas en los ojos, en una ceremonia que se prolongó más de lo habitual, dado el alto número de personas que ni cabían en la Iglesia de Santa María Magdalena de Puerto Serrano.
IMG7995Una señora que estaba sentada junto a mí en el banco justo al lado de la esposa y familia de Juan me decía bajito que, ” el cura deberia parar ya los pésames” . Porque se prolongaba tanto, que lamentaba esta buena señora el sufrimiento de la familia.
Hay cosas donde el protocolo se va haciendo sobre la marcha, o como tal no existe, o si existe nos no saltamos a golpe de sentimiento.
Y hablando de protocolo, que es algo arbitrario en algunos casos, o no reparamos en ello, pudimos ver que la Asociación de la Historia, de Puerto Serrano, quiso despedir a su Presidente y amigo, valorando primeramente la figura de un gran hombre, que tanto ha ayudado a tantas y tantas familias de esta localidad serrana, una población donde el paro es el más alto de la provincia, tierra de emigrantes, y donde Juan regentaba una Venta sobradamente conocida en toda Andalucía, un establecimiento consolidado por los años que lleva poniendo desayunos, almuerzos y cenas a numeoros viajeros que hacen parada obligada en este puento de la carretera entre Jerez y Ronda,a pocos kilómetros de Puerto Serrano. Muchos kilos de aceitunas, muchas macetas de espàrragos que ha comprado esta familia a sus paisanos, que al no tener trabajo se buscaban la vida vendiendo o rifando. A muchos de estas personas las vimos salir de la iglesia, o en el cementerio, con lagrimas en los ojos.

Los honores como bien hemos dicho antes no se les hicieron ni por ser Presidente de esta Asociación, que sería de obligado cumplimiento, tanto por ésta, como por parte de la Corporación Municipal. Juan estaba en la Asociación desde sus comienzos, donde predominada ante todo, un buen ambiente, cordial, y sovre todo, una buena amistad por oarte de sus miembros, por lo que los honores no se hicieron en su despedida ni por ser Presidente, ni por ser el regente de un negocio de hosteleria consolidado, ni por otras cuestiones, los honores se los había ganado en vida, con el día a día, con sus actos.

IMG7985

Se ha ido un amigo, un paisano de los más queridos, y a la vista está porque Puerto Serrano en pleno estaba ahí, apoyando, como sabe hacer cuando quiere y lo siente, por lo que tardará mucho tiempo en recuperarse de esta bofetada de esas que nos da la vida, donde comenzamos a valorar lo que teniamos cuando ya es tarde, cuando ya lo hemos perdido. Juan padecia una enfermedad que le impedia tener la más minima calidad de vida. A sus 52 años sufria grandes dolores que ni los más fuertes medicamentos aliviavan.
Nos quedó pendiente con Juan la realización de un programa gastronómico desde su Venta, nos quedó pendiente otra visita a La ajunta de los Rios en Puerto Serrano, y a esos otros lugares donde las investigaciones de la Batalla del Guadalete determinaban que fue en Puerto Serrano se dieron lugar, algo que Jua. defebdia desde su Asociación.
Ahora nuestro amigo Juan se encuentra librando otra batalla, en otra dimensión, ya sin sufrimiento, ahora el sufrimiento reciente lo tenemos nosotros, su familia, la gente que lo echamos en falta en estos duros y tristes momentos.
Esperemos que el dolor se torne en paz y tener la fuerza suficiente para rememorar historias vividas junto a el, anecdotas, y la suerte más grande, la de haber conocido a la persona más humana, de los que existen muy pocos y del que aprendimos tanto.

Amigo Juan, ¡ hasta siempre !

Related Articles

Share

About Author

(0) Readers Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *